jueves, 1 de enero de 2009

Los Ustashas

Fuente: Wikipedia

Ustaše fue una organización nacionalista croata fundada en 1929 por Ante Pavelić.Se fundó después del asesinato del líder croata Stjepan Radić en el Parlamento en Belgrado. Se caracterizó por el uso continuado de la violencia terrorista para alcanzar su fin último: la independencia de Croacia y la formación de un Estado croata, basando su política en la diferenciación racial y la supremacía étnica del pueblo croata.

Durante la Segunda Guerra Mundial y tras la invasión nazi del Reino de Yugoslavia, la Ustaša gobernó de manera autoritaria el Estado Independiente de Croacia (NDH), que no era más que un gobierno títere del III Reich.

Tras la derrota de las potencias del Eje por el bando aliado, la resistencia yugoslava, basada principalmente en la oposición serbia al régimen e invasión Nazi, expulsó al Ustachá del poder y Croacia volvió a formar parte del Estado yugoslavo como una de las repúblicas federadas a la nueva Yugoslavia en 1945.

Los objetivos de la Ustaša se vieron cumplidos con su resurgimiento tras la muerte de Tito, y el incremento de su violencia terrorista fue una de las múltiples causas que provocaron el odio entre las diferentes comunidades de Yugoslavia. A finales de los años ochenta surgieron varios grupos paramilitares en la República Yugoslava de Croacia que se hacían llamar a sí mismos Ustachá. Finalmente Croacia logró su independencia con el apoyo de las principales potencias de Europa.

Bandera de las Juventudes Ustaša con la U

El principal símbolo Ustaša era una U. Este símbolo se usó porque podía ser fácilmente escrito en las paredes para hacer propaganda Ustaša. A veces se incluía dentro de la U una cruz. También fue símbolo Ustaša el damero rojo y blanco, que hoy en día es el escudo de armas de Croacia.

Los Ustaše saludaban con un Za dom ("Para la patria"), a lo que se le respondía con un Spremni! ("¡Preparados!").

Contenido

[ocultar]

Historia [editar]

Antes de la Segunda Guerra Mundial [editar]

En octubre de 1928, en plena lucha nacionalista dentro del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, un líder del movimiento nacionalista croata del Partido de los Campesinos, Stjepan Radić, fue asesinado por un activista serbio llamado Puniša Račić. Como respuesta se creó en el entorno de la Universidad de Zagreb el Movimiento Juvenil Croata bajo las órdenes de Branimir Jelić. Ellos decían defender el honor del pueblo croata por las continuas vejaciones a las que eran sometidos por el Gobierno central. Ante Pavelić se adhirió un año después a la organización llamado por el propio Jelić. Desde la organización se empezó a editar un periódico, Hrvatski Domobran, que sirvió para intentar convencer a la opinión pública croata de que los problemas de Croacia se debían a una especie de mandato del Gobierno de Belgrado y que la mejor muestra fue el asesinato de Radić. El nombre de Domobran hacía alusión al término con que algunos croatas definían a su ejército nacional. Así surgió una división entre los partidarios de Pavelić, a favor del apoyo de la violencia para lograr la independencia, y los nacionalistas croatas más moderados, que pensaban que se podrían conseguir mayores cuotas de autogobierno con un avance de la democracia y el parlamentarismo.

Algunos miembros del Partido Croata por los Derechos, más moderado que Pavelić, se volvieron más beligerantes contra el gobierno central cuando el "Hrvatski Domobran" fue prohibido, y más cuando el Rey prohibió todos los partidos nacionalistas en enero de 1929. Pavelić y muchos miembros del Partido Croata por los Derechos decidieron exiliarse. Allí formaron lo que sería el germen de la Ustachá.

En abril de 1929, Pavelić y sus compañeros de exilio firmaron una declaración en Sofía, Bulgaria, junto a un grupo de nacionalistas macedonios. En esa declaración pedían el respeto de los derechos humanos y la total independencia de Croacia y Macedonia.

Los exiliados nunca regresaron a Yugoslavia, organizándose poco a poco. Por fin, en 1932, utilizaron el nombre de Ustachá por primera vez. Ese mismo año comenzó su acción terrorista organizada, con un ataque liderado por el terrorista Andrija Artuković, que fracasó.

Perčec, uno de los firmantes de la declaración de Sofía y mano derecha de Pavelić, fue asesinado en 1933, demostrando cómo actuaba el líder de los Ustachá, que anteponía el objetivo a cualquier sentimiento personal.

La Ustachá asesinaron al rey Alejandro I en 1934. El atentado fue reivindicado y compartido con un grupo independentista macedonio. Tras este atentado, los Ustachá fueron considerados una organización criminal por la mayoría de las democracias de Europa, prohibiendo todas sus actividades. Esto causó un gran apoyo popular dentro de la desencantada juventud croata, especialmente entre los universitarios. Se empezó a publicar en 1939 en el entorno universitario de Croacia el Hrvatski narod, una revista totalmente apoyada por la Ustachá.

Segunda Guerra Mundial [editar]

La bandera Ustachá del NDH, 1941-1945

El Eje invadió Yugoslavia el 6 de abril de 1941. Desde ese momento, la Ustaša se ofreció al invasor para proclamar un Nuevo Estado Croata Independiente, bajo el protectorado del III Reich, y que sirviese fielmente a los intereses del Eje y, por lo tanto, de la Ustachá. El gobierno Ustachá de Pavelić creó el 10 de abril de 1941 la Hrvatska Legija (Legión Croata), que hacía un llamamiento a los ciudadanos para alistarse en la Wehrmacht para luchar en el frente del Este. Cerca de 10.000 croatas se presentaron voluntarios a este llamamiento, aunque se siguieron considerando combatientes por los intereses croatas. El 14 de abril de 1941 se formó el nuevo Gobierno. Nezavisna Država Hrvatska, NDH, fue el nombre oficial del Nuevo Estado Independiente de Croacia.

Ante Pavelić llegó a Croacia el 20 de abril y se convirtió en el poglavnik, guía o führer, del Estado. El territorio del que se apoderó el Estado Croata con el apoyo de los Nazis, consistía en la actual Croacia y Bosnia Herzegovina. Los terroristas de la Ustachá pasaron a formar parte del ejército croata. El 27 de abril empezaron las hostilidades contra la resistencia yugoslava a la invasión nazi y croata.

La Ustaša decretó el partido único, así que toda oposición estaba fuera de la legalidad. Tras una entrevista personal de Pavelić con Adolf Hitler, el Gobierno croata decretó las leyes raciales a partir del 22 de julio de 1941 y la creación de campos de concentración y exterminio.

Los partisanos yugoslavos se vieron desmoralizados al entererarse de las noticias que llegaban de los campos de exterminio y del genocidio del pueblo serbio y gitano a manos de la Ustaša. Pero, a pesar de todo, continuó la lucha en los Balcanes por librarse del genocidio, y los Chetnik se unieron a los partisanos que, gracias a la ayuda aliada, empezaba a decantar la balanza a favor de la resistencia yugoslava. Finalmente, la pérdida de control del Eje de los Balcanes a favor de los partisanos y el Ejército Rojo, causó un gran golpe a las aspiraciones croatas y de Mussolini por controlar el territorio.

Después de la Guerra [editar]

El Ejército Rojo y los partisanos liberaron Yugoslavia el 9 de mayo de 1945. Muchos partidarios del régimen Ustachá intentaron exiliarse a Austria e Italia, pero fueron ajusticiados antes de lograrlo. Mejor suerte sufrieron los que fueron protegidos por la cúpula de la Iglesia croata, favorable al régimen Ustachá, que se fugaron a Iberoamérica. Entre los que lograron huír estuvieron la cúpula Ustachá. Ante Pavelić, por ejemplo, logró llegar a Austria, bajo control aliado, y allí escapó a la España de Franco disfrazados de monjes católicos. La mayoría buscaron asilo en la Argentina de Perón con la ayuda de El Vaticano y del Papa Pío XII; también buscaron residencia en Bolivia. Ante Pavelić regresó a España y murió en Madrid en 1959, donde está enterrado.

Tras la caída del régimen Ustaša, parece que no se supo más de ellos, aunque se cree que estuvieron detrás de las decenas de atentados que los nacionalistas croatas protagonizaron desde 1945 hasta su independencia, causando varias muertes y utilizando una nueva táctica que pronto fue imitada por otros grupos terroristas: el secuestro de aviones de pasajeros.

No hay comentarios: