jueves, 1 de enero de 2009

Los Chetniks

Fuente: Wikipedia

Los Chetniks (en serbio četnici, четници) eran miembros de una organización guerrillera nacionalista y monárquica serbia, que debía su nombre a un movimiento serbio de oposición al Imperio otomano del siglo XIX. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Real Ejército Yugoslavo en la Patria, al que también se llamaba Chetniks (por derivación de la palabra serbocroata adaptada del turco - četa, que significa "compañía militar"), fue fundado el 13 de mayo de 1941 en Ravna Gora por el coronel Dragoljub Mihajlović como fuerza leal a la monarquía yugoslava en el exilio. Entre los Chetniks de la Segunda Guerra Mundial aparte de los serbios y montenegrinos había un pequeñísimo porcentaje de eslovenos, croatas y bosníacos.

Los ultranacionalistas serbios cuentan que tras las escaramuzas iniciales contra las fuerzas ocupantes del Eje, los Chetniks se dividieron, y la mitad de ellos siguieron la lucha contra los alemanes mientras que los otros se dedicaron a combatir a los partisanos comunistas, a veces en colaboración con la Italia fascista que había ofrecido protección a las atrocidades de los Ustachas) e incluso con la Alemania Nazi.

La realidad es muy distinta. Los Chetniks recibían armas y apoyo total por parte de los Nazis en su lucha contra los partisanos comunistas. Se dedicaron a hacer limpieza étnica contra los bosníacos en la parte oriental de Bosnia-Herzegovina y colaboraron hasta con Ustachas (nazis croatas) en varias batallas contra los partisanos.

Grupo de chetniks, s. XIX

Después de 1943, los Aliados, que habían apoyado a los chetniks, cambiaron y dieron su apoyo a la guerrilla rival, la de los partisanos comunistas. En 1944, el gobierno real reconoció a los partisanos como Fuerzas Armadas legítimas y ordenó a los chetniks que se unieran al nuevo Ejército Yugoslavo. Algunos chetniks se negaron a hacerlo y en abril y mayo de 1945, mientras el victorioso ejército yugoslavo tomaba posesión del territorio, se retiraban hacia Italia y un pequeño grupo de los mismos a Austria. Muchos fueron capturados por los partisanos o devueltos a Yugoslavia por las fuerzas británicas. Otros fueron juzgados por traición o liberados, con sentencias de cárcel o muerte. Hubo muchas ejecuciones sumarias, especialmente en los primeros meses tras el fin de la guerra. En 1946, las últimas unidades chetnik bajo el mando de Draža Mihajlović fueron capturadas en Bosnia. Fue juzgado, declarado culpable de traición y ejecutado.


Tras la Segunda Guerra Mundial, los chetniks que lograron escapar y otros emigrantes nacionalistas serbios formaron asociaciones nacionalistas en países como los EE. UU., Gran Bretaña y Australia y continuaron glorificando la ideología e iconografía chetnik, que era ilegal durante el período socialista de Yugoslavia ya que apoya la idea de una Gran Serbia a costa de los territorios de Bosnia-Herzegovina, Croacia y por supuesto Montenegro (aunque con los croatas existía la posibilidad de una alianza estratégica de cara la lucha contra grupos no serbocroatas y cristianos especialmente bosniacos y albanos y kosovares musulmanes, incluso gitanos y rutenos, magiares latinos (rumanos e italianos),etc. en un claro matiz racista y étnico excluyente.

A finales de la década de 1980, Slobodan Milošević llegó al poder en Serbia y los chetniks fueron rehabilitados (aunque de modo no oficial). Se acabó la prohibición que pesaba sobre su literatura y símbolos. Aparecieron nuevos partidos de oposición que defendían abiertamente el papel de los chetniks durante la Segunda Guerra Mundial y decían que la historia oficial había sido falseada.

Bandera chetnik. La inscripción dice: Za Kralja i Otadžbinu / Por el Rey y la Patria de nuestros padres Sloboda ili Smrt / Libertad o muerte

Políticos como Vuk Drašković y Vojislav Šešelj organizaron unidades paramilitares que demandaban la utilización de la fuerza por parte de los serbios, para resolver las tensiones nacionalistas en Yugoslavia y asegurar que los territorios habitados por serbios en las otras repúblicas yugoslavas permaneciaran unidos a Serbia. Durante las guerras yugoslavas que se desarrollaron después, muchas unidades paramilitares y militares serbias se autodenominaron chetniks, y los croatas y bosnios utilizaron la palabra para referirse a cualquier unidad armada serbia, tanto de carácter regular como paramilitar.

No hay comentarios: