jueves, 1 de enero de 2009

Bosnia y Hercegovina


Bosnia-Herzegovina

Datos de interés

Extensión: 51.129 km2.
Límites: Norte, Croacia; Este, Serbia; Sur, Montenegro; y Oeste,
Croacia y el mar Adriático.
Población: 3.720.000 h.
Densidad: 72,7 h/km2.
Capital: Sarajevo.
División administrativa: división entre la Federación Bosnia y
Herzegovina con 10 distritos, la República Serbia de Bosnia,
y la ciudad autónoma de Brcko.
Ciudades principales: Banja Luka, Zenica, Tuzla, Mostar.
Gentilicio: bosnio o bosniaco, herzegovino.
Forma de Estado: república federal.
Idioma: serbocroata.
Religión: islamismo sunní, 43 %; cristianismo ortodoxo serbio,
30 %; catolicismo, 18 %.
Moneda: marka.
Tasa de natalidad: 9,9‰.
Tasa de mortalidad: 8‰.
PIB por habitante: 6.240 dólares.


Geografía

Estado de la Europa balcánica, perteneciente a la antigua República de Yugoslavia. Hasta el inicio de la guerra civil, la población constituía un mosaico interracial, integrado por musulmanes, 44 %, serbios, 31% y croatas, 17 %.

Su agricultura se centra en el cultivo de maíz, patatas, productos hortícolas, tabaco y, en menor medida, el olivo, la vid y los frutales.

También posee ganadería bovina y lanar, recursos forestales y minería de hierro, bauxita y caolín. Las industrias principales son la siderúrgica, metalúrgica y cementera.


Historia

Bosnia, que había estado integrada en el Imperio Romano y en el bizantino, fue ocupada por eslavos en el s. VI. Fue dominada por Bulgaria en el s. X y posteriormente, integrada en el imperio croata.

Desde 1138 constituyó un principado sometido a los reyes de Hungría. En el s. XIV Esteban II consiguió la independencia y su sobrino, Tvrtko I, se hizo proclamar rey.

Surgieron conflictos religiosos que debilitaron el país y permitieron su conquista por el Imperio Otomano, a la que solo escapó el ducado de Herzegovina, fundado en 1435 por Esteban Bukcic.

A fines del s. XIX se produjo un levantamiento contra los otomanos y después del congreso de Berlín (1878), la región fue administrada por Austria, integrándose en 1908 en el Imperio Austrohúngaro.

El nacionalismo serbocroata rechazó el dominio imperial y provocó el asesinato del archiduque Francisco Fernando, heredero de la corona imperial, en Sarajevo, lo que desencadenó la Primera Guerra Mundial.

En 1918 Bosnia se unió al nuevo Estado de Yugoslavia y, tras la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en República Federal Yugoslava. En 1991 surgió una gran tensión entre las poblaciones serbia y croata.

En 1992 se aprobó en referéndum su secesión de Yugoslavia. Las milicias serbias, con apoyo del ejército federal y del partido croata en Bosnia, desataron una cruenta guerra civil, que alcanzó gran virulencia en Sarajevo y Mostar.

En pocos meses, la autoridad del gobierno bosnio musulmán quedó reducida a un 10 % del territorio. Los serbios ocuparon un 70 % del territorio e inmediatamente iniciaron una «limpieza étnica» que provocó masivos desplazamientos de población.

En 1995 se alcanzó un acuerdo de paz por el que Bosnia seguirá siendo un solo Estado, pero dividido en dos entidades políticas distintas: la federación croata-musulmana y la república serbobosnia. En la actualidad sigue bajo supervisión internacional de la ONU.

No hay comentarios: